El Espectador alberga “bloguero” que agrede y ataca a miembros de la comunidad de Twitter en Colombia

Standard

Inexplicable que un diario como El Espectador albergue y considere digno de su nombre a una persona que gusta  agredir, injuriar y atacar a miembros de la comunidad de Twitter.

Perfil en Twitter de un bloguero del Espectador se dedica a agredir a miembros de esta red social,  en una actividad inexplicable que mancha el nombre del diario.

Este personaje, y su comunidad de amigos, son los que gustan de atacar, calumniar e injuriar a los usuarios de las redes sociales. Podría parecer ridículo hacer un post sobre las groserías de un bloguero del Espectador, pero no lo es,  por las razones que expondré a continuación:

En primera instancia, perfiles como este son los que ocasionaron el cierre de la cuenta de Vladdo en su momento. Un constante acoso, ataque y grosería en lo que se conoce como Ciberbullying.

Perfiles como el de este señor son los que matan a famosos y crean tags que desinforman. Han matado a Amparo Grisales, Pacheco, Jota Mario y en fin, una buena cantidad de personajes.

Personajes que utilizan el tono y el modo de este bloguero del Espectador son los que injurian y calumnian al periodista Sergio Barbosa de RCN en lo que es un delito según el actual código penal.  Y así con un sin número de casos que suceden en las cloacas de las redes sociales colombianas.

Lo que no sabe este bloguero del Espectador, es que sus amigos, ya históricos injuriadores de las redes sociales en Colombia, son anónimos. Generalmente no dan la cara, motivo por el cual posibles demandas son más difíciles.

Perfiles como este bloguero del Espectador, que no lleva ni unos meses en las redes, siguen como borregos a unos lideres que desde hace años hacen de las redes sociales unas cloacas.

Por esto y porque en su perfil está relacionando al prestigioso diario El Espectador este post se realiza en este espacio. Lamentable que deba escribir esto en vez de hacer publicaciones que le aporten a las personas, como es el objetivo de este laboratorio de Internet.

Atacado

Sin razón alguna, el pasado viernes en la noche fuí atacado por el perfil en Twitter de este Bloguero del Espectador. Durante varios minutos tuve que leer ofensas a mi nombre y luego de esa actividad los borregos de Internet durante más de una hora escribieron toda clase de improperios y groserias a mi nombre.

Inmediatamente noté que hacía parte del Espectador me comuniqué con el perfil del periódico para exigir respuestas y pedir una explicación del por qué un bloguero de su periódico, que en su perfil en Twitter anuncia orgulloso que hace parte de la familia del Espectador, me agredía y hacía un llamado a los demás para agredirme. Luego de varios trinos El Espectador me mandó un correo para enviar una comunicación.

Mi reacción ante esta tontería se debe a varias cosas. La primera de ellas es que soy un fiel lector del periódico. En segunda instancia tengo muy buenos amigos allá, En tercera medida, algunos de mis trinos han sido publicados en el impreso, periodistas de la casa editorial me han llamado para ser fuente de sus artículo, e incluso, he tenido el honor de dar talleres sobre redes sociales y periodismo a miembros de su sala de redacción. Por lo cual es inexplicable esta situación.

Lo peor, es que luego de varias horas el bloguero del Espectador sigue agrediéndome.

El periódico e incluso el Bloguero del Espectador podrán argumentarme sobre la libertad de expresión pero ante la agresión, la grosería, la injuria y la calumnia la libertad de expresión es una mimiedad.  No hay respeto, no hay nada.

Triste que El Espectador albergue este tipo de contenido cuando en el mundo periódicos como The Huffington Post, incluso, hacen posible un medio informativo en Internet.

Muchos periódicos en el mundo encontraron en el  bloguero de calidad  un nuevo personaje que ayuda a sus estrategias ditgitales. Desde que esto se inició han aparecido maravillosos casos como el blog sobre la ciudad de New York que se iba a convertir en parte de la edición impresa en el NYT. Blogueros respetables, queridos y con un contenido sorprendente han aparecido por todo el mundo. Incluso, han publicado libros de blogueros colombianos.

Y aunque podría dar block como todos los santos días hago, no lo haré en este caso, por la relación de este personaje con El Espectador.

Vuelvo y repito, inexplicable esta situación, que lamentablelmente afecta al Espectador.

A continuación publico el correo que le envié al Espectador y del cual no obtengo respuesta aún.  Pido desde ya perdón a mis lectores en Twitter pero no dejaré de publicar este post hasta que el diario me de una respuesta, cualquiera que sea ella. Lo haré todos los días en los horarios de mayor actividad en mi Twitter de 12.000 seguidores, es decir, de lunes a viernes de 8:00 a 9:00 y de 4:30 a 6:00.

Carta que envié al Espectador

Un saludo,
Mi nombre es Camilo García, soy periodista de profesión.

Me comunico con ustedes porque un bloguero de su periódico me agredió el día de hoy. Podrán ustedes pensar que esta situación es una bobada pero no lo es. Perfiles como el de bloguero que ustedes albergan en su respetado periódico son los que hacen cerrar cuentas como las de Vladdo, los que injurian a periodistas de RCN, los que matan a personas con tags en Twiiter y esto tiene que acabarse o por lo menos ustedes, no deberían promocionar a este tipo de personajes que lo único que hacen es agredir a los demás.  

Es muy extraño que El Espectador, que tiene escritores de tanto nivel, tenga como parte de su estrategia en Internet una persona como esta, que se siente muy orgulloso de pertenecer a los blogueros del Espectador y al mismo tiempo tiene un comportamiento grosero, atrevido e incluso agresivo.

Todo esto lo digo porque soy un estudioso de Internet. He sido profesor de la Javeriana, la Cooperativa y otras universidades. Sé las implicaciones legales, jurídicas, sociales y culturales de las actividades en Internet. He sufrido en carne propia la injuria y la calumnia de personajes anónimos de Internet y en este caso me parece imperdonable y no entiendo como ustedes dejan que esto suceda. Entiendo igualmente, la libertad de expresión, pero esto no quiere decir que un periódico como el de ustedes sea plataforma y excusa para la agresión. También fuí bloguero de El Espectador hace unos años y no entiendo esta situación. He dictado talleres a miembros de su sala de redacción, he sido fuente de artículos de periodistas de su periódico y, reitero, es inexplicable.

Esperando una respuesta,

Adjunto algunas de sus imágenes

Bloguero del Espectador que agrede, desde su perfil en Twitter, a miembros de Twitterl.

Luego de atacar a miembros de Twitter publica su blog con la URL del Espectador

Agresiones de este tono son las que hace el Bloguero del Espectador

Actuando como borrego de Internet de quienes históricamente han agredido personas en Twitter

 

Agresiones de este tipo sufrí por más de una hora. Este tipo de publicación incentivó a que los borregos de Internet me atacaran

 

Pd: No recomiendo el blog de este personaje. Es malísimo.

18 comments
Luis
Luis

Todo tiene sentido, el blog lo eliminaron por ser usted amigo de gente allá, un poco infantil el comportamiento de su parte; me deja inquietado eso de que usted fue blogguero de El Espectador, no será por "santo" que le quitaron ese espacio; a propósito, ¿si ese blog no hubiera estado albergado en El Espectador sino en La República habría armado el mismo escándalo?

Camilo Andrés García
Camilo Andrés García

1. No es ningún escándalo. Es una publicación con argumentos. 2. Lo hubiera hecho con cualquier medio. Incluso con La República donde tengo amigos igualmente. El hecho no es ese, el hecho es que la grosería y el irrespeto no pueden salir de casas editoriales, se supone que en ellas se hacen los debates basados en el respeto. 3. Si le parece infantil lo respeto. Ojalá nunca lo acosen por Internet. Es una chanda. 4. No quise seguir en el Espectador porque no me pagaban.

Adriana
Adriana

Me parece que la cosa está un poco mal encaminada, una cosa es la actividad en la cuenta personal de TT y otra la actividad en un blog. Creo que la mejor opción era dar block. Es como si te quitaran algún trabajo por un trino que publicas, una cosa desproporcionada.

Sil Opina
Sil Opina

Fíjese que el hecho de perder un trabajo por un trino ya ha ocurrido, si ve noticias sabe a que me refiero. Muchos aquí han comentado prácticamente que se debe ser una persona en un sitio y otra, en otro, dependiendo de la complejidad del escenario, es decir se esta haciendo una campaña a la doble moral ¿?. Con mucha indignación recibo esto. Pese a que somos seres humanos que cometemos errores, hay que recordar algo, en la medida que se nos otorgan privilegios, pues así veo representar a un periódico mediante un blog, traera consigo responsabilidades. Estas desafortunadamente conllevan, respetar de todas las maneras posibles la empresa que se representa, y es que no se dirán "X persona hablo mal", sino "la gente que representa a X empresa hablo mal" . Y seria un hecho triste, lo que manifiesta la persona que elabora este post respecto a todo el acoso recibido. Lastimosamente ahí sí se unen para hacer sabotaje, y seguramente quien llegue a opinar diferente se la montaran inmediatamente . Tanto que demandan "LIBRE EXPRESIÓN" y al mínimo opositor le caen, una vez mas juega la DOBLE MORAL.

Camilo Garcia
Camilo Garcia

Lo hice, pero como vez en las reacciones, fui acosado durante todo el fin de semana. Aún hoy. Gracias a eso, se robaron fotos mías, me hicieron montajes, etc, etc...Y la relación se da porque en la Bio el señor pone que hace parte del Espectador. La relación se da, igualmente, porque un bloguero que hace parte de una casa editorial, en teoría, debería ser respetuoso. No estar de acuerdo con mis trinos o comentarios es totalmente valido siempre y cuando esto se base en el respeto por el otro y no en la grosería, la infamia, y el acoso como sucedió en este caso.

LUIS FERNANDO PASTRANA QUINTER
LUIS FERNANDO PASTRANA QUINTER

Si le quitan el Blog me veré obligado a cambiarme de periódico, así de simple y no continuaré con la suscripción de EL ESPECTADOR.

Andrea Calleja
Andrea Calleja

definitivamente este es el man mas marica que puedo conocer, vaya que borrar los comentarios tenga HUEVOS!!!

Diana Sofía Nítola
Diana Sofía Nítola

jajaj definitivamente!!! gracias por hacerme reir tanto!!!! habrá algo mas patético??? mínimo eras el típico pendejo al que se la montaban en el colegio y llegaba día a día a llorarle a mamita porque no te sabias defender solo!!! jajajaja que risa me da!! :D

JesusDovallosC
JesusDovallosC

Me editó el comentario por groserías? Si lo único que le dije fue que madurara hermano. Y se lo reitero. Deje de pararle bolas a esta gente home!

maximus troll
maximus troll

QUE PASA OME , POR QUE BLOQUEAS LOS COMENTARIOS, CRITICAS Y FELICITACIONES TIENEN QUE SER BIEN RECIBIDAS

Jesusdovallosc
Jesusdovallosc

Sinceramente, que tarado ponerse a pararle bolas a semejantes maricadas. Madure Camilo.

MacHalo
MacHalo

Oiga, con tantos problemas que hay en e país y usted hace perder el tiempo leyendo esto. Las quejas déjelas para la época del colegio y madure, más bien agradezca que este es un país libre y tiene este blog donde se puede expresar, úselo para algo productivo y no para estas bobadas. A todo el mundo nos han insultado alguna vez, que hablen bien o mal, pero gracias a los trolls es que hemos llegado a conocerlo, de otra forma seria siendo un don nadie como el resto en el 2.0

MacHalo
MacHalo

Eliminó mi comentario ¿no? No le gusta que le digan la verdad. Tenga aunque sea un poco de dignidad.

Fanq - Jen
Fanq - Jen

juaaaa que man mas pato este hyper xD