Injuria y Calumnia en Internet

Se puede demandar por injuria y calumnia en redes sociales, afirma abogado penalista.

Posibles casos de injuria y calumnia se observan a diario en las redes sociales. Es común que algunos usuarios, escudados frecuentemente en el anonimato, generen o difundan contenido que atenta contra otras personas y que podría ser un delito.

En las redes sociales se crean perfiles conocidos como trolls y fakes. Un troll es una cuenta cuya característica principal es crear contenido en contra de uno o varios usuarios. Los fakes, en cambio, tienen como objetivo imitar a un usuario en particular.

Sin embargo, el ejercicio de abrir estos perfiles no constituye un delito en sí mismo. Es el contenido que se publica el que determina si el troll o fake incurre en una conducta delictiva. En ese sentido, incluso perfiles personales o empresariales pueden infringir la Ley en el ejercicio normal de sus actividades en la red.

Así mismo, este tipo de conductas van más allá de las redes sociales. Publicaciones en blogs, portales y correos electrónicos son otros de los medios en los que estas se presentan.

Injuria y calumnia

Son muchas las tipologías de delito en la web. Para Leonardo Calvete Merchán, abogado penalista de la Universidad del Rosario, todo delito tipificado en la Legislación colombiana puede realizarse utilizando medios virtuales, siendo los más comunes los de injuria y calumnia.

El Código Penal colombiano tiene una sección llamada “Delitos contra la integridad moral”. Allí se definen estos dos términos:

Injuria: El que haga a otra persona imputaciones deshonrosas. Tiempo en la cárcel: prisión de uno a tres años. Multa: 10 a 1.000 salarios mínimos.

Calumnia: El que impute falsamente a otro una conducta típica. Tiempo en la cárcel: Prisión de 1 a 4 años. Multa: Diez a mil salarios mínimos.

Una conducta típica es aquella acción positiva o negativa (hacer o dejar de hacer) que encuadra con la definición de un determinado delito. Por ejemplo, la conducta típica en el caso de un homicidio sería la que se corresponde con “matar a otro”.

El Código también contempla sanciones para aquellos que publiquen, reproduzcan o repitan la injuria o calumnia hecha por un tercero, bajo la figura de “Injuria y calumnia indirectas”. Esta tipología se refiere, además, a imputaciones hechas de modo impersonal como “se dice”, “se asegura”, etc.

La Ley, sin embargo, se permite librar de toda responsabilidad al demandado en casos especiales. Por ejemplo, si las injurias o calumnias son recíprocas o cuando se prueba la veracidad de las afirmaciones. Sólo cuando éstas se refieran a la vida sexual, marital o familiar, no importará si son veraces.

Opinión Vs. Delito

Vale la pena aclarar que no todo lo que se publica en Internet de forma negativa hacia una persona o empresa constituye injuria o calumnia. La única persona facultada para determinarlo es un juez de la República.

La frontera entre opinión y delito es muy delgada. No se puede pretender enjuiciar cualquier tipo de contenido porque iría en contra de un principio fundamental de la Internet: la libertad de expresión. Sin embargo, no se debe abusar de este principio. La red amplifica la opinión de cualquier usuario y, a la vez, otorga una responsabilidad. Esto implica que, al parecer, se estén gestando mínimas normas de comportamiento en la red.

La injuria y calumnia empresarial

¿Qué pasa cuando la injuria o la calumnia proviene de empresas, medios de comunicación, Instituciones del Estado o perfiles personales de personajes públicos? De acuerdo con Calvete, la responsabilidad recaería sobre quien publica la imputación, es decir, en algunos casos,  los ‘community managers’ o responsables de administrar estas cuentas.

De ahí la importancia de que las agencias de publicidad o empresas que contratan a este personal sean rigurosas a la hora de escoger a quienes administrarán estos perfiles. Así mismo, que tanto agencias como ‘community managers’, tengan conocimiento de las responsabilidades jurídicas de sus cargos.

Cabe anotar, además, que el Código Penal contempla sanciones especiales para quienes usen medios de comunicación o de divulgación colectiva para proferir una injuria o calumnia, tal y como lo dice el Art. 223. En estos casos, las penas se aumentarán de una sexta parte a la mitad.

Pasos para realizar una demanda por injuria y calumnia

¿Qué hacer cuándo se presentan conductas que constituyen posiblemente injuria o calumnia? Según Calvete, no es necesario contar con un abogado para realizar una denuncia, ni tampoco conocer el origen de la injuria o la calumnia. Esta es una tarea que la Fiscalía General de la Nación tiene la responsabilidad de averiguar.

La demanda debe ser instaurada por la persona que es víctima del delito, salvo el caso de menores de edad, quienes pueden ser representados por sus acudientes.

Estas son las cinco fases de una denuncia:

1. Ubique una Unidad de Reacción Inmediata (URI) en su ciudad.
2. Narre los hechos ante la autoridad competente. En las Unidades de Reacción Inmediata habrá un funcionario que le indicará los pasos a seguir de acuerdo con las particularidades de su caso.
3. Trate de adjuntar pruebas o datos que ayuden a la investigación, aunque esto no constituye un requisito.
4. Luego de instaurada la demanda, ésta llegará a la oficina de reparto de su ciudad, donde el caso será asignado a un fiscal. El demandante o la persona afectada, pueden acercarse a esta oficina y solicitar una cita con el fiscal correspondiente para ampliar o conocer el estado de la denuncia.
5. Las autoridades competentes investigarán el caso y tomarán las medidas necesarias.

Se debe tener en cuenta que la denuncia debe ser interpuesta dentro de los seis meses siguientes al descubrimiento del hecho; de lo contrario no tendrá validez jurídica. Así mismo, no habrá lugar a una acción penal cuando el acusado se retracte públicamente antes de que la denuncia sea interpuesta.

La Ley dispone, además, que el demandado sea librado de su responsabilidad en caso de retractarse en el mismo medio y con las mismas características en que se difundió la injuria o la calumnia, antes de ser dictada sentencia de primera o única instancia.

Hoy en Colombia está pendiente aún el desarrollo de una legislación en materia de Internet; tema que atañe al derecho, la comunicación y al mismo Estado. En este sentido, cobra importancia que los usuarios denuncien. Un mayor número de sanciones ejemplarizantes lograría mejores índices de autorregulación; así como más denuncias, el avance de una legislación especializada.

De pronto te gustaría leer:

1 Comment

  1. Felicito al Estado de Colombia porque además de legislar sobre este tipo de delitos, tienen un sistema que da cumplimiento al ideal de justicia que debe operar sobre delincuentes que se dedican a destruir la honra de las personas… Soy abogada que vive y litiga en Guatemala y lo que les puedo decir es que son un ejemplo para países como el mío, en el que reina la impunidad en este tipo de delitos..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *